A través de un comunicado, la empresa minera Continental Gold lamentó el ataque que sufrió su personal en el corregimiento Ochalí del municipio de Yarumal, Antioquia y confirmó que cuenta con un “robusto sistema de seguridad”, sin embargo la noche anterior de los hechos, «se tomó la decisión de retirar a nuestro personal del campamento con base en mensajes confusos y contradictorios obtenidos de personas en el área».

“Como parte de nuestro proceso de evaluación continua de riesgos, el sábado 15 de septiembre desarrollamos en conjunto con el Ejército Nacional una valoración de las medidas de seguridad en campo, que concluyó con la decisión de acercar aún más las tropas a nuestro campamento, lo cual se hizo efectivo el domingo 16”, dice uno de los apartes del documento emitido por Continental Gold.

Pese a que la minera sostiene que no había recibido “amenazas directas en Ochalí”, al finalizar la tarde del miércoles 19 de septiembre, toman la decisión “de retirar a nuestro personal del campamento con base en mensajes confusos y contradictorios obtenidos de personas en el área”.

Sin embargo, Continental indicó que decidieron mantener al personal en la zona durante esa noche, debido a que tras la evaluación representaba un mayor riesgo, “el largo y complejo desplazamiento nocturno de evacuación”.

Por último, la compañía lamentó la muerte de los tres geólogos víctimas del ataque y desea “la pronta recuperación de los heridos”.