De manera indefinida no se prestarán los servicios en el Palacio de Justicia de Cali, por la asamblea permanente que instaló Asonal Judicial, tras el desplome de un ascensor que cobró la vida de dos personas.

Los funcionarios de la Rama Judicial exigen que todos los ascensores sean revisados y así evitar que se conviertan en una trampa mortal.

Dolores Riascos, presidenta de Asonal Judicial en Cali, sostuvo que «no solamente es un riesgo, sino la consideración de que ya hay dos muertos, pudo ser cualquiera de nosotros».

Asimismo, Diego Escobar, vicepresidente nacional de Asonal Judicial, afirmó que «aproximadamente 3000 personas acuden a esta edificación y esos ascensores no están para que operen».

La Procuraduría regional realiza una acción preventiva de acompañamiento, a los cuatro heridos por el desplome del ascensor e investigan las irregularidades del hecho.

Raúl Fernando Núñez, procurador regional del Valle, confirmó que «se ha abierto una indagación preliminar».

Por su parte, la administración del Palacio respondió que ya cuentan con el plan para revisar lo sucedido y retomar la atención cuanto antes.

Publicidad

Entretanto, los más perjudicados esperan una rápida solución para darle continuidad a sus necesidades.

Actualmente, solo se atienden tutelas que tengan medida provisional donde este en riesgo la vida, legalización de capturas en flagrancia, efectividad de libertades y hábeas corpus.