Mientras los tenderos se quejan por la falta de varios productos, Bavaria expidió un comunicado en el que dice que la crisis por la escasez de cerveza es transitoria. El Gobierno y la empresa anunciaron que tienen un acuerdo de siembra de tres mil hectáreas de cebada que será comprada directamente por la compañía cervecera.

“Entendemos las molestias que esta coyuntura puede causar. Durante las últimas semanas hemos trabajado para minimizar la afectación en todos nuestros clientes y consumidores, y particularmente en las tiendas de barrio, principal canal de comercialización y aliado histórico de Bavaria. Agradecemos a todos los tenderos, distribuidores y consumidores su compromiso y su comprensión en este momento, que reitero, es transitorio”, dijo Fabián Suárez, vicepresidente de ventas de la compañía.

En Boyacá, departamento cervecero por excelencia y donde más se consume el lúpulo de cebada, los tenderos y los consumidores viven el incremento del precio por la escasez.

Le puede interesar: Mujer ahogó a su bebé, lo escondió y lo reportó como desaparecido en el Valle

“Uno está surtiendo en bodega porque Bavaria no le está surtiendo a uno. Y la escasez de cerveza es de toda, antes de la pandemia se conseguía a 37 mil pesos, en Bavaria; después se conseguía a 43 mil pesos, y en este momento viene casi a 50 mil pesos. Los consumidores dicen que no le han subido a la cerveza, pero sí le subieron”, afirmó María Ortega, tendera de Tunja.

En Barranquilla en los inventarios de nueve mil tiendas y más de 200 establecimientos de esparcimiento se sienten los efectos de la falta de cerveza.

“La verdad, hay bastante escasez del producto, ha subido el 15 %, también hay bastante escasez, llegan incompletos y en muchas ocasiones no llegan el día que se necesita sino días posteriores. Sumado a que en esta época del año, se incrementa el consumo también”, señaló Carlos Marín, presidente de la Unión de Comerciantes.

Vea también: Arrestan a una mujer que envenenó a su novio por hablar demasiado

Y como dicen, la crisis de unos puede ser la salvación de otros.

“La crisis la hemos aprovechado para impulsar la cerveza artesanal (…) tenemos como quince marcas que ahora estamos ofreciendo frente a la crisis de la cerveza comercial”, dice César Jerez, tendero del centro histórico de Bogotá.

Pese a que es un buen momento para los productores artesanales, tampoco durará, no hay botellas para envasar la tan ansiada y deseada cerveza.

Conozca más: Mantienen investidura del senador Gustavo Bolívar