La Contraloría abrió una actuación especial de fiscalización para verificar el cumplimiento del contrato de concesión suscrito en 2015 por la Agencia Nacional de Infraestructura y el Consorcio Grupo Aeroportuario del Caribe por más de 610 mil millones de pesos, para modernizar el aeropuerto de Barranquilla Ernesto Cortizzos.

También verificará el contrato de interventoría suscrito con el Consorcio Interaeropuertos por más de 19 mil millones.

 

Mira también: En medio de abstención en Cámara, se hunde moción de censura a Karen Abudinen

 

El contralor delegado en infraestructura realiza una inspección a las obras que se extenderá hasta la próxima semana.

Hay zonas del aeropuerto que, como ustedes pueden ver, ya tienen un trabajo operativo, pero por supuesto hay algunos elementos que tendrán que ser revisados en cuanto a su forma de terminación y en cuanto a su funcionamiento“, advirtió el delegado.

 

Mira además: Registraduría expide el calendario electoral para la elección de las 16 curules de paz

 

La Contraloría ha encontrado siete riesgos en la modernización del aeropuerto.

  • Entrega inoportuna de las diferentes actividades del contrato de concesión
  • Inadecuada estructuración de actividades del contrato
  • Que se presenten deficiencias en la interventoría
  • Posibles deficiencias de calidad en la ejecución de las obras
  • Que no se efectúe un adecuado control a los recursos del contrato
  • Que se de una destinación diferente a los recursos en las subcuentas
  • Que se realicen cobros por valores diferentes a las tasas reguladas

 

 

El ente de control también atenderá las denuncias y alertas que han llegado contra la modernización del aeropuerto. Los resultados serán entregados en octubre.