La Contraloría abrió un proceso de responsabilidad fiscal en cuantía de 23.308 millones de pesos por la afectación al patrimonio público que ocasionaron las deficiencias y daños en el puente vehicular Hisgaura en la vía Málaga-Los Curos, en el departamento de Santander.

Al proceso fueron vinculados como presuntos responsables fiscales un total de 18 personas, entre los que figuran tres exgerentes del Fondo Adaptación (Carmen Elena Arévalo, Iván Fernando Mustafá y Edgar Ortiz Pabón), el actual director del Invías, Juan Esteban Gil, y su antecesor en este cargo, Carlos Alberto García.

Le puede interesar: Delegación del gobierno Biden se reunirá con presidente Gustavo Petro

También se vinculó al contratista (Sacyr Construcción S. A – Sucursal Colombia) y a las firmas WSP ingeniería Colombia SAS (en su calidad de Interventor del Contrato de Obra No. 285 de 2013, desde el 21 de enero de 2014 hasta el 11 de diciembre de 2016) y Estudios Técnicos y Asesorías S.A. -En Reorganización ETA S.A., en su calidad de Interventor del mismo contrato de obra, desde el 12 de diciembre de 2016.

La decisión de apertura de este proceso de responsabilidad fiscal está sustentada en un informe técnico de la Contraloría Delegada para el Sector de Infraestructura, tras una visita fiscal a la obra dentro de la reapertura de la Indagación Preliminar por las presuntas irregularidades de carácter fiscal.

Le recomendamos leer: Exgobernador del Chocó, nuevo embajador en Washington

Dicho informe estableció las deficiencias constructivas presentadas en el desarrollo del mencionado contrato y su cuantía y dio lugar a la Dirección de Investigaciones 3 de la Contraloría Delegada para Responsabilidad Fiscal, Intervención Judicial y Cobro Coactivo a considerar la existencia de un DAÑO PATRIMONIAL, en una cuantía total de $23.308.087.844