Un paciente en Cali que, en dos años, se accidentó 20 veces y en ningún caso hubo una póliza SOAT que cubriera las atenciones médicas, más de 25 mil millones de pesos en cobros por tratamientos que autorizaron solo dos médicos ortopedistas y 15 personas que fallecieron antes de sufrir un supuesto accidente cuyas atenciones fueron cobradas al sistema de salud colombiano.

Estas son algunas de las alertas que la Contraloría identificó al hacerle seguimiento a los giros por más de medio billón de pesos que la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES) realizó a IPS por la atención de heridos en accidentes de tránsito, donde los prestadores aseguraron que no tenían una póliza SOAT que cubriera su atención.

 

Podría leer: Familia hondureña se va a EE. UU., pero su travesía termina en una tragedia por un accidente

 

La Dirección de Información Análisis y Reacción Inmediata (DIARI) le hizo seguimiento a los accidentes en los que las IPS afirmaron que no existía un SOAT o que no se pudo identificar el vehículo involucrado (motos o carros ‘fantasma’ o que se dan a la fuga).

Estos eventos son asumidos por la cuenta ECAT de la ADRES, un fondo que asegura las condiciones de cobertura, reconocimiento y pago de los servicios de salud, indemnizaciones y gastos derivados de accidentes de tránsito.

 

Lea también: La pandemia terminará “cuando todo el mundo lo decida”, insiste jefe de la OMS

 

Durante más de seis meses los analistas hicieron seguimiento a más de 2.384.559 accidentes, de los que se estima el 13% (314.074 eventos) fueron respaldados por el Estado. El despliegue de tecnología de la DIARI se centró en crear un modelo de analítica de datos al que fueron conectadas las bases de datos de la ADRES, el Siras – Crue del Ministerio de Salud, el RUNT del Ministerio de Transporte y las bases de la Registraduría Nacional.

La DIARI identificó que el 44% de los giros fueron realizados solo a ocho IPS que representan el 1% del total de prestadores que hicieron cobros en el periodo de tiempo señalado.

Estas IPS, que concentran el 30% de las atenciones realizadas, están ubicadas en los departamentos de Valle, Atlántico, Córdoba, Magdalena y Cesar y la suma de los recursos aprobados por la ADRES es de más de 239 mil millones de pesos.