En una auditoría a la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (CORPAMAG) sobre la recuperación de la Ciénaga Grande de Santa Marta la Contraloría encontró inconsistencias en el valor de la ‘Tasa por Uso del Agua’ que le cobraron a los usuarios. El desfase provocó un presunto detrimento por 1.562 millones de pesos.

Le puede interesar: Detienen a dos hombres que escondían drogas bajo sus tapabocas

“Encontramos hallazgos fiscales por más de 2.800 millones de pesos, 20 hallazgos administrativos por fallas en los procesos de planeación y es preocupante lo que se está viendo allí en la Ciénaga (…) Es muy difícil que podamos garantizar como país la conservación de este humedal de categoría Ramsar si se siguen vertiendo aguas sin control”, advirtió Gabriel Adolfo Jurado, contralor delegado para el medio ambiente.

También alertan la presunta pérdida de $1.307 millones en el cobro de la sobretasa ambiental del peaje Tucurinca. Entre 2016 y 2019 la concesión pagó menos.