En un comunicado la Contraloría reporta la pérdida de 15 vacunas en cinco ciudades del país, de estas, tres dosis corresponden al Hospital Pablo Uribe de Medellín, el alcalde Daniel Quintero confirmó lo notificado por el ente de control.

No se perdieron vacunas de forma significativa, es decir, de más de 4.599 vacunas, tres vacunas se perdieron, lo cual muestra que se hizo buena tarea. Las tres están documentadas, controladas. Se sabe qué pasó exactamente, son errores a la hora de dosificar, pero no nada de corrupción ni nada eso, estamos enfocados en que no se pierda una vacuna”, dijo Quintero.

 

 

Sin embargo, directivos del Hospital Pablo Tobón Uribe fueron enfáticos en decir que no hubo pérdida sino que obedece a un proceso de dosificación de las 1.170 que llegaron se aplicaron 1.167.

Incluso explicaron que el reporte fue documentado por el propio hospital y no se trata de un hallazgo de la Contraloría.

 

 

En esto el hospital deja la evidencia de los reportes anticipados por escrito. Hago un llamado a que las autoridades tengan cuidado y no generen una deslegitimación”, manifestó el director del Hospital Pablo Tobón Uribe, Andrés Aguirre.

Autoridades anunciaron que no permitirán pérdidas de vacunas.

 

 

 

En eso vamos hacer muy estrictos, aquí no hay vacuna gate ni mafia de las vacunas ni carteles de la vacunación. Si llegamos a darnos cuenta que están montando negocio vamos a ser contundentes”, apuntó el alcalde Quintero.

El plan de vacunación de 4.599 dosis en Medellín se cumplió en cuatro días en cinco IPS autorizadas.