ICM ingenieros, una de las empresas vinculadas con el contrato para llevar internet a zonas rurales tiene antecedentes por el incumplimiento de un convenio de construcción de obras en Bogotá.

La Unión Temporal de Centros Poblados está integrada por cuatro firmas, una de ellas es la empresa ICM ingenieros, la cual fue constituida para construir vías.

Pese a no guardar relación con actividades vinculadas con la instalación de puntos de internet, la compañía hizo parte del consorcio ganador para mejorar la cobertura de las zonas rurales.

Te puede interesar: Delta, la variante del coronavirus que compite para ser dominante en Colombia

Fuentes de los tribunales administrativos explicaron a este noticiero que la firma ICM tiene proceso pendiente por una disputa jurídica con la Alcaldía de Bogotá.

Se trata de una sanción impuesta por el IDU, que obligó a la empresa a pagar de 485 millones de pesos, como quedó registrado en un documento en poder del Tribunal, por incumplir normas ambientales, en la construcción de la calzada sur de la Avenida La Sirena en el norte de Bogotá, en sector de calle 153.

Actualmente el tribunal estudia si tumba o ratifica la sanción.

Mencionados en el carrusel

Pero además del antecedente con el IDU, esta empresa fue mencionada en la investigación que en su momento hizo la Fiscalía por el carrusel de la contratación en Bogotá, cuando indagó al exgobernador Álvaro Cruz y al contratista Emilio Tapia, ambos condenados por corrupción.

Mira también: Rechazan dos tutelas que pretendían mantener contratos de vacunas en reserva

Sin embargo, ahora los problemas para ICM corren por cuenta de la Contraloría que anunció un proceso de responsabilidad fiscal y la persecución de los bienes de su representante legal, por cuenta del cuestionado contrato suscrito con el Ministerio de las Comunicaciones, con un documento falsificado.

Incluso hay denuncias que señalan Emilio Tapia tendría una relación directa con la firma ICM, a través de un hombre de confianza.