En el municipio de Barbacoas, en la vereda El Pailón, se presentó el que sería el tercer atentado en este año contra del oleoducto Trasandino, a la altura del kilómetro 99.

Edgar Insandara, secretario de Gobierno, sostuvo que “nuevamente se presentó un atentado y la preocupación más grande es que esto ya viene siendo repetitivo por parte de este grupo. Ya la Gobernación de Nariño se puso en contacto con los ingenieros de Ecopetrol, ellos están haciendo el ingreso, para reparar el daño. Afortunadamente como fue en la noche no había bombeo y no hay un daño ambiental que es lo que nos preocupaba”.

En el sector se presentó una conflagración que rápidamente fue controlada, sin generar daños ambientales o hídricos en la zona.

“Lo que reportaron las autoridades es que inmediatamente se conoció el hecho, ellos hicieron presencia, se controló la situación, la abolladura fue pequeña, no fue un impacto grande afortunadamente y ya está controlado, sin embargo hay una preocupación grande porque son 188 km la longitud total de ese tubo y eso pone en un riesgo latente a mucha población civil, por el daño ambiental que puede llegar a causar”, agregó el secretario de Gobierno.

Mediante un comunicado, Ecopetrol rechazó enfáticamente estos atentados que pueden poner en riesgo la seguridad y la vida de los pobladores vecinos del oleoducto.