El nombre de Irene Vélez, ministra de Minas y Energía, fue tendencia este miércoles en Colombia por cuenta de la polémica que desataron internautas en Twitter, que criticaron a la jefe de Cartera por recibir en tenis a la ministra de Turismo de España, María Reyes Maroto.

Centenares de usuario calificaron como “inapropiado” el vestuario escogido por Vélez para su encuentro con la parlamentaria española, que tuvo como objetivo reforzar acercamientos diplomáticos entre ambos sectores.

“Gratificante compartir con España el propósito de transitar hacía energías limpias. Gracias Ministra @MarotoReyes . Estamos aliados en protección de recursos naturales y en garantizar acceso a energía de toda la población. Incentivaremos movilidad eléctrica y sostenible, comentó la ministra de Minas como balance de la reunión.

En relación a las críticas del conjunto de que vestía Vélez, hubo otros comentarios de usuarios en redes que argumentaron que la vestimenta es lo menos importante en este tipo de encuentros entre funcionarios públicos.

También puedes leer: Presidente Petro y su homólogo de España, Pedro Sánchez, declaran conjuntamente en la Casa de Nariño

Personalidades políticas, a la defensa

Entre las opiniones a favor al respecto del tema, destaca la de Sofía Petro, hija del presidente Gustavo Petro.

Cuando no es porque bailan, es porque se ponen tenis. Discusiones para perder el tiempo o el intento consciente de descalificar a las mujeres con, literalmente, lo primero y menos importante que se les ocurra. ¡Que cansancio eso, de veritas!”, escribió la joven en Twitter, aludiendo en principio a otra serie críticas que recibió su madre Verónica Alcocer.

Katherine Miranda también se pronunció, asumiendo una postura más neutral en cuestión.

“Tacones, tenis… lo importante es sentirme bien. A mi me gusta andar en tacones, pero pues para los gustos, los colores”, comentó Miranda.

César Pachón, senador del Pacto Histórico, realizó el siguiente comentario: “No les gustan los tenis, pero de las botas al revés no dijeron nada”, escribió Pachón, refiriéndose al tema de los “falsos positivos”: