El Gobierno recibió donaciones de Corea del Sur y Japón para atender a los miles de damnificados que dejó el huracán Iota en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

La Cancillería destacó la donación del Gobierno de Corea por 300.000 dólares, dinero que será destinado «a apoyar los esfuerzos nacionales para responder a los estragos» causados por Iota.

«La donación coreana contribuirá a la capacidad del Gobierno de proveer asistencia de emergencia a las personas damnificadas, así como a los esfuerzos de reconstrucción del archipiélago«, dijo la Cancillería.

Por su parte la ministra Claudia Blum señaló que la donación de Corea del Sur directamente a la UNGRD es una muestra de la confianza del país asiático en las instituciones de su nación.

El Gobierno también agradeció la donación de 100 tiendas de campaña, 300 colchonetas, 300 frazadas y 100 bidones para el transporte y almacenamiento de agua hecha por  Japón a través de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA).

Publicidad

«El compromiso de Japón con Colombia, siendo un socio y aliado en su apoyo a los esfuerzos nacionales para enfrentar desafíos como el desminado humanitario y el fenómeno migratorio proveniente de Venezuela«, dijo Blum.

El archipiélago de San Andrés fue azotado el 16 de noviembre por el huracán Iota, de categoría 5.

Con su paso destruyó Providencia y dejó a casi todos sus 5.000 habitantes sin casa. Santa Catalina también resultó afectada seriamente afectada.