Tras presentar una fisura o avería en el casco principal de la draga Francis Beaufort, cuando adelantaba trabajos de dragado y mantenimiento en la margen occidental del río Magdalena, sector de Bocas de Ceniza, para habilitar el canal de acceso a la capital de Atlántico, se debieron suspender, de manera temporal dichas labores, mientras se ejecutan los trabajos de reparación de la misma.

“El fin de semana, una vez iniciado el dragado, nos reportaron que la draga había tocado fondo con el casco de la embarcación y al parecer sufrió daños en el sistema. Luego de efectuar una inspección interna se encontró que, efectivamente, la tubería de inyección de alta presión que se utiliza para remoción y la succión posterior tendría que ser reparada, por lo que las labores de dragado se reactivarán en el menor tiempo posible”, aseguró Pedro Pablo Jurado, director ejecutivo de Cormagdalena.

Se prevé que esta misma semana se puedan retomar las operaciones para culminar la remoción de un volumen aproximado de 226.895 m3 de sedimentos.

Cabe recordar, que la draga Francis Beaufort cuenta con una capacidad de aproximadamente 11.300 m3 y realizará actividades de dragado, con el objetivo de que cesen los riesgos de encallamiento de buques o cierre del canal navegable y la paralización del servicio público.