La Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), declaró “la urgencia manifiesta, para proceder a una contratación expedita de una firma de dragado que dé solución a la situación de calamidad pública” decretada por Barranquilla en la zona del canal de acceso al puerto de la capital de Atlántico.

“Acudimos a la declaratoria de urgencia manifiesta con el fin de restablecer lo más pronto posible los niveles operativos de navegación en el Río Magdalena, con fundamento en el decreto de calamidad pública, velando por la equidad y competitividad socioeconómica del país y atendiendo las necesidades del sector portuario de Barranquilla”, manifestó Lucas Ariza, director Ejecutivo (e) de Cormagdalena.

Esta medida de emergencia se toma ya que el contrato entre Cormagdalena y la firma Dredging International no cuenta con un saldo suficiente para adelantar una tercera campaña de dragado en la zona y aunque se hiciera una adición al mismo, el contratista no podría disponer de una draga antes del 31 de diciembre de 2018, lo cual es imperativo para garantizar la normal prestación del servicio de navegación en esta importante zona.

“La situación del puerto de Barranquilla no da espera, los informes batimétricos del estado del canal evidencian la presencia de una barra de sedimentos en el sector de Bocas de Ceniza que reduce la profundidad disponible en el canal navegable, restringiendo el calado operativo por el puerto, esto sumado a la confirmación del IDEAM de que se avecina el fenómeno del ‘Niño’, la primera temporada seca del año y bajos niveles de agua, nos llevan a tomar esta medida que nos permitirá contratar directamente una draga que rápidamente inicie tareas de mantenimiento”, aseveró Ariza.

Cabe recordar, que el puerto de Barranquilla es uno de los tres más importantes del Caribe colombiano y por los terminales ubicados en esta zona portuaria se movilizan más de 10 millones de toneladas de carga al año, la mayoría de ellas de comercio internacional.