La Corte Suprema de Justicia confirmó una decisión del Tribunal Superior de Bogotá que ratificó la libertad concedida al mayor de la Policía Jefferson Tocarruncho y al intendente Wadith Velásquez, conocidos como los policías de la ‘Ñeñepolítica’.

A los uniformados, adscritos a la Sijín, se les investiga por presuntamente haber utilizado la facultad que tenían para interceptar al hoy difunto ganadero José Guillermo ‘Ñeñe’ Hernández, para supuestamente hacerle seguimientos a sus excompañeros de trabajo y a otros particulares.

 

Le puede interesar: Corte Suprema ordena una actualización de la “añeja legislación” laboral

 

La Fiscalía había impugnado la decisión que le otorgó libertad a los uniformados pero la Corte determinó que “no se hizo ninguna disertación seria y ponderada acerca de los demás aspectos exigidos para imponer medida de aseguramiento”.

“La determinación de dejar sin efectos las decisiones reprobadas, por ser lesivas del debido proceso, será ratificada. Se confirmará, por tanto, el fallo impugnado”, sentenció la Sala Penal de la Corte.

A los policías de la ‘Ñeñepolítica’ la Fiscalía les imputó los cargos de violación ilícita de comunicaciones, utilización ilícita de redes de comunicación, falsedad ideológica en documento público y fraude procesal.