Tras varias horas de intensa discusión la Sala Plena de la Corte Constitucional decidió este miércoles dejar intactas las reglas para la realización del aborto legal en Colombia.

El alto tribunal rechazó la ponencia que presentó la magistrada Cristina Pardo en la cual establecía como límite 24 semanas de gestación para poder realizar la Interrupción Voluntaria del Embarazo, IVE.

La corporación judicial ratificó que en Colombia el aborto es permitido cuando el embarazo implica un riesgo para la vida o salud de la madre, cuando hay malformaciones del feto o cuando es producto de una violación.

Desde las organizaciones sociales e internacionales se había solicitado a la Corte Constitucional no imponer un límite temporal a la IVE al considerar que eso implica un mayor obstáculos para las mujeres que quieran decidir sobre ser madres o no.