La Corte Constitucional negó la demanda que se interpuso contra el artículo de la ley que penaliza el maltrato a los animales, pero exceptúa a ciertos eventos como las corridas de toros, el coleo y las peleas de gallos.

Según la demanda, el Estado debe velar por la protección y bienestar de los animales, pero la ley, al dejar por fuera esas actividades, faltó al propósito con el que fue creada la norma.

“Los animales son seres vivos que sienten el dolor propiciado en esas actividades, con la única finalidad de garantizar diversión, a causa del dolor sufrimiento, maltrato y tortura a que son sometidos”, indica la demanda.

Sin embargo, la Corte negó la demanda con base en una sentencia del 2010 en la que ya se había pronunciado sobre el tema.

Para el alto tribunal, actividades como las corridas de toros, el coleo y las peleas de gallo hacen parte “de la tradición regular, periódica e ininterrumpida de un determinado municipio o distrito dentro del territorio colombiano”, es decir, que hacen parte de sus manifestaciones culturales, y por eso no pueden ser prohibidas en esos lugares específicos.

La Corte ha dicho que es el Congreso de la República al que le corresponde regular este tipo de actividades.

Nancy Torres Leal