La Sala de Instrucción de la Corte Suprema abrió una indagación preliminar al senador conservador David Barguil por una denuncia por falsedad ideológica en documento público y fraude procesal, por la presunta presentación de incapacidades falsas durante su periodo en la Cámara de Representantes entre 2014 y 2018.

El magistrado Marco Antonio Rueda solicitó la práctica de un examen grafológico de las incapacidades que le firmó a Barguil el médico del Congreso, Juan Hernández Saab para establecer “si entre ellas existen o no diferencia”.

Las incapacidades las pidió la Corte al Consejo de Estado, donde también se tramita un proceso que pretende la ‘muerte política’ de Barguil por presuntamente haberse ausentado en 63 ocasiones.

 

Le puede interesar: Fiscalía reveló amenazas de muerte e intimidaciones a testigos en el caso de ‘Centros Poblados’

 

La Constitución contempla como causal de pérdida de investidura que se falte en un mismo periodo de sesiones a seis o más plenarias en las que se voten proyectos de ley o de actos legislativos.

“La Procuraduría se pronunció a favor de David y desestimó el 80 % de las supuestas 69 inasistencias. Ahí se está a la espera que el Consejo de Estado se pronuncie. La veeduría recurre ahora a la Corte Suprema y pues la Corte lo que hace es ordenar las pruebas normales para darle continuidad al proceso”, advirtió el equipo de prensa de Barguil.

 

“En la Veeduría Ciudadana al Congreso de la República, Trabajen Vagos, recibimos de forma muy positiva la decisión de la Corte Suprema de Justicia, de decretar por fin pruebas de tipo grafológico y de tintas a las excusas médicas que el senador Barguil aportó al Consejo de Estado en el marco de la demanda de pérdida de investidura que esta misma Veeduría radicó. Estas pruebas han sido pedidas por nosotros los demandantes durante dos años pero el Consejo de Estado nunca quiso acceder”, declaró la demandante y denunciante en este proceso Caterine Juvinao.