La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia compulsó copias para que la Fiscalía investigue la actuación de la exministra de educación, Yaneth Giha, en el marco de la presunta influencia que habría ejercido el condenado exsenador Eduardo Pulgar en el Ministerio para abordar asuntos relacionados con la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

Pulgar fue condenado a cuatro años de prisión, por la Corte Suprema de Justicia, por haber intentado sobornar a un juez de la República con 200 millones de pesos para que torciera un proceso en favor de una de las partes en la disputa por la multimillonaria herencia y el control de la Universidad Metropolitana y de la Fundación Acosta Bendeck -Juan José Acosta Osío, actual rector de la universidad, y otros-.

La Corte indaga varias reuniones que sostuvo el exsenador Pulgar con el señor Luis Fernando Acosta Osio, en las instalaciones del Ministerio, para hacer gestiones sobre la Universidad. De hecho durante la administración de Giha el Ministerio ratificó la reforma estatuaria de la universidad que presentó el grupo respaldado por el senador Pulgar.

 

Le puede interesar: Murió la conductora de vehículo particular que se estrelló con un SITP

 

En la mañana de este martes también compareció ante la Corte la ministra de educación, María Victoria Angulo, quien también se reunió en el Ministerio con el exsenador Pulgar.

En la condena contra Pulgar, dictada en junio de este año, la Corte Suprema conceptuó que “utilizó indebidamente en provecho de la familia Acosta influencias ante el Ministerio de Educación para beneficiarla en el trámite de la ratificación de la reforma de los estatutos de la Universidad Metropolitana”.

Por el control de esta universidad fundada por el difunto exsenador Gabriel Acosta Bendeck y su esposa están, por un lado, la hija de los fundadores Ivone Acosta y su esposo Carlos Jaller; y  por el otro lado están Alberto Acosta,  medio hermano de Ivone, y sus primos Luis Fernando Acosta Osio y Juan José Acosta, entre otros.