En julio de 2019 la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia cerró una investigación por calumnia contra el exprocurador general Alejandro Ordóñez por haber asegurado en 2016 que la exsenadora Piedad Córdoba era Teodora Bolívar, reconocida colaboradora de las Farc.

Esa declaración la dio horas después de que el Consejo de Estado tumbara la destitución que él ordenó contra Córdoba por presuntos vínculos con las Farc.

 

Mira además: Manifestaciones del 20 de julio: 93 policías heridos y 48 capturas

 

 

La Fiscalía, la Procuraduría y la defensa de la exsenadora apelaron la decisión que cerró la investigación a Ordóñez amparándose en que las imputaciones del exprocurador no la vinculaban con un comportamiento delictivo.

La Sala Penal de la Corte acaba de tumbar esa decisión de preclusión en favor de Ordóñez, al considerar que se tomó con base en una causal distinta a la alegada por la Fiscalía, violando el “debido proceso“.

 

Mira también: Investigan a policías por caso de desaparición y muerte del joven manifestante, Duván Barros

 

 

Ahora la Sala de Primera Instancia deberá estudiar nuevamente el caso y decidir sobre la solicitud de preclusión.

La Corte decretará la nulidad de la decisión proferida por la Sala Especial de Primera Instancia, el 22 de julio de 2019, circunstancia que releva el examen de los otros aspectos considerados por los impugnantes en sus respectivas intervenciones. En consecuencia, se ordenará a esa autoridad que se limite a resolver la solicitud de preclusión de la investigación a favor de Alejandro Ordóñez Maldonado, con base en la causal alegada y debatida por las partes (numeral 2º del artículo 232 de la Ley 906 de 2004)“, dice la decisión relacionada con el actual embajador de Colombia en la OEA.