Cerca de siete horas duró la diligencia de indagatoria al expresidente Álvaro Uribe Vélez que se realizó en la Corte Suprema de Justicia.

Por primera vez un expresidente de Colombia compareció ante ese alto tribunal para asistir a una diligencia de indagatoria, con la cual queda formalmente vinculado al proceso por los delitos de fraude procesal y soborno.

A la indagatoria también ingresó el representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada, otro de los implicados en este caso, quien, según fuentes de la Corte, tenía derecho a estar presente por estar implicado en la misma investigación.

El gran ausente fue el senador Iván Cepeda, víctima en este proceso, quien anunció que ni él ni su abogado defensor asistirían a la diligencia para que ninguna acción pudiera interpretarse como una violación de los derechos del expresidente.

Álvaro Uribe respondió el cuestionario que tenía preparado el magistrado ponente explicando su presunta participación en la compra de testigos para que declararan a su favor.

Publicidad

Al término de la diligencia el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Álvaro García, aseguró que el senador Uribe cuenta con todas las garantías y el respeto de sus derechos.

«Frente a las voces que atacan la legitimidad de las instituciones y la investigación penal contra el senador Álvaro Uribe Vélez, es imperativo llamar la cordura y a la confianza en la justicia», indicó el presidente de la Corte.

El magistrado también señaló que la Sala de Instrucción fallará en derecho, teniendo en cuenta las pruebas aportadas al proceso.

«Ninguna presión manifestación y protesta pública influir en las decisiones que están obligados a tomar los magistrados en ejercicio de su función los jueces sólo se basan en las pruebas legalmente incorporadas a los expedientes y los contenidos de la Constitución y las leyes», puntualizó el magistrado García.

Nancy Torres Leal