El COVID-19 se convirtió en la primera causa de muerte en el país al superar esta semana los 50.000 fallecidos.

Le puede interesar: Tragedia en Brasil: avioneta cayó y dejó varios futbolistas muertos

Esta es una cifra elevada que hace un año nadie esperaba, no obstante, está por debajo de las que reportan otras naciones.

Las cifras de las autoridades de salud arrojan que el 63.75 % de los fallecidos por COVID-19 son hombres, donde la tasa de letalidad es de 3.32 %, mientras que la de las mujeres es de 1.8 %.

Al realizar un análisis, las estadísticas nacionales también indican que los hombres mayores de 60 años, hipertensos, diabéticos, afectados por males cardiovasculares y respiratorios, y además, que fuman o tienen sobrepeso, han aportado el mayor número de decesos.