El lío por el manejo de la Universidad Metropolitana de Barranquilla ya tocó las altas esferas judiciales en la ciudad por presuntos actos de corrupción.

Al punto que la Fiscalía le formuló cargos al magistrado del Tribunal de Barranquilla, Demóstenes Camargo por presuntamente amañar una tutela para favorecer a los primos Acosta Osío.

“Un fallo de tutela que terminó favoreciendo a uno de los bandos de la familia Acosta, que se encuentra en disputa por la titularidad de la Universidad Metropolitana de Barranquilla”, indicó la Fiscalía.

Para el ente acusador, el magistrado y otro integrante del Tribunal de Barranquilla intentaron intervenir fraudulentamente con decisiones judiciales sobre el manejo de la universidad.

Por esta controversia sobre la propiedad del centro educativo, la Corte Suprema también investiga si el senador Eduardo Pulgar buscó a un juez para ofrecerle 200 millones de pesos para que favoreciera a su amigo Luis Fernando Acosta.