Sustancias como el hipoclorito, amonios, detergentes, creolina, desinfectantes y ácido bórico son utilizadas habitualmente en labores de limpieza y desinfección, sin embargo, también son las responsables del aumento en las intoxicaciones.

“Por lo general, la exposición se da porque la gente suele creer en leyendas urbanas o en noticias falsas relacionadas con supuestas medicinas y tratamientos para combatir la COVID-19”, explicó Franklin Prieto, director de Vigilancia Epidemiológica del INS.

Según el Instituto Nacional de Salud, en el primer semestre de este año se han presentado 544 casos de intoxicación por hipoclorito (38,6 %); le siguen sustancias como desinfectantes y detergentes con 106 casos que representan el 12,24 %.

Los departamentos con mayor registro de casos por esta situación son: Guainía (6,7 %), Amazonas (2,5 %), Barranquilla (2,7 %), Atlántico (2,6 %), Nariño (2,9 %), Vaupés (2,2 %), Sucre (2,9 %), Risaralda (2,6 %), Norte de Santander (2,3 %) y Putumayo (2,4 %).

Cifras de sustancias relacionadas con intoxicaciones entre el 3 de marzo de 2020 y el 15 de junio de 2020:

1. Sustancias psicoactivas con 2.396 casos (29,8 %).

2. Medicamentos 1.925 casos (23,9%).

Publicidad

3. Plaguicidas 1.648 casos (20,5%).

4. Otras sustancias químicas 1.411 casos (17,5%).

5. Solventes 377 casos (4,7%).

6. Gases 182 casos (2,3%).

7. Metanol 82 casos (1,0%)

8. Metales 19 casos (0,2%)

Finalmente, el INS insistió en que estas sustancias utilizadas para la limpieza no deben ser consumidas como tratamiento, su utilidad no existe.