Decenas de campesinos fueron rescatados por los organismos de emergencia, luego de los deslizamientos que se presentaron tras los fuertes aguaceros registrados desde el pasado domingo en Guayabetal, Cundinamarca, y que dejan 220 familias evacuadas, 17 casas colapsadas y 27 más en riesgo de  derrumbarse. 

“Los señores de la Defensa Civil y de Bomberos fueron a rescatarme entre el monte, a punta de machete, y aquí estamos encerrados porque no podemos subir”, contó María Pozo, una campesina afectada.

Las autoridades del municipio piden la presencia al Gobierno nacional para contrarrestar la situación en la zona.

Javier Castro, alcalde de Guayabetal, indicó que “estando a tan solo una hora de la Casa de Nariño, estamos implorando la presencia del Gobierno nacional para que nos ayuden a mitigar esta emergencia tan crítica que vivimos en el municipio”.

Entretanto, los habitantes del municipio se sienten atrapados en su pueblo y aseguran que la comida se está agotando.