Varias autoridades indígenas denunciaron que este domingo supuestos civiles armados dispararon contra un grupo de indígenas que estaban manifestándose a las afueras de la ciudad de Cali, dejando varios heridos.

Desde el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) informaron que sobre las 14:20, la minga indígena, compuesta por varias camionetas, fueron “atacados por una turba uribista en conjunto con fuerza pública“, que pretendían quitar el bloqueo en esa zona de Cañasgordas, en el sur de la ciudad.

“Con gran preocupación por lo sucedido, hemos recibido hasta el momento el reporte de 8 heridos, indígenas miembros del CRIC que habrían sido atacados a disparos“, informó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, quien pidió investigar a los autores de los ataques.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Cali informó que acudieron al “llamado de auxilio de la comunidad del sector”, cuando la ciudadanía informó “que estaban siendo atacados por un grupo de indígenas”.

“En videos allegados, se logra observar a los indígenas que se dispersan por los conjuntos residenciales, generando disparos con armas de fuego e incitando al terrorismo; realizando de igual forma, saqueos a casas y apartamentos del sector, lesionando a cuatro personas con arma cortopunzante y objetos contundentes”, apuntó la Policía.

Publicidad

El senador Feliciano Valencia, una de las voces de la comunidad indígena, denunció, “hace pocos instantes familias ricas de Cali, en unión con la policía en la avenida Pasoancho dispararon de manera indiscriminada con la guardia indígena y la comunidad. Se habla de muchos heridos”.

Justamente, el presidente Iván Duque, hizo este domingo un llamado para que los indígenas vuelvan a sus territorios “para evitar confrontaciones” con la población.

“Es cierto que ellos tienen el derecho a transitar por el territorio, pero sabiendo esta situación de orden público que se vive, deben ellos también enviar un mensaje claro para que retornen su camino a sus resguardos“, dijo Duque.

El CRIC considera que el ataque de civiles, que fue registrado en múltiples videos publicados en redes sociales, responde a una “táctica de represión que difiere los ataques desde los uniformados hacia los civiles armados que actúan como paramilitares“.