“Desde ahí mi vida se acabó por completo”: con estas declaraciones, Noticentro1 CM& conoció el testimonio de Gloria Ríos, una reconocida instructora de gimnasio en Medellín que reveló cómo, a través de un engaño, le aplicaron aceite para carro en sus glúteos.

Gloria dice que una falsa promesa destruyó su vida. Un médico que gozaba de reconocimiento profesional le prometió inyectarle biopolímeros, pero nunca se imaginó que le aplicaron aceite para carros.

La mujer describió como el cirujano llevó a cabo el fraudulento procedimiento estético y como tan solo horas después se enteró de que le aplicaron el líquido.

“Y me tapó la cabeza y me dijo que era para que no me doliera. Y a las doce horas de haberme inyectado me mandaron para una UCI porque me subió una fiebre muy alta y allá descubrieron que me habían echado aceite de carro mezclado con aceite de cocina quemado, reseña la víctima.

La sustancia usada para motores de carros le produjo a la mujer de 49 años graves consecuencias. Ha estado varias veces en Unidades de Cuidados Intensivos y reveló que tuvo que dejar de ejercer cómo entrenadora.

También puedes leer: Imponen condena contra la Policía por destrucción de plantas de palma tras aspersión con glifosato

Le amputarían los glúteos

Ahora viene lo más difícil: la mujer será intervenida y posiblemente le amputarán los glúteos. Juan Carlos Vélez, uno de los cirujanos plásticos más reconocidos de Colombia, explicó de manera detallada como se realizaría el complejo procedimiento médico.

“En esta paciente hay que hacer una cirugía muy grande, muy compleja, qué es resecar todo ese tejido que ya está con necrosis, enfermo, fibrótico y hacer una reconstrucción que se llama “Alas de Gaviota”. Aunque tiene una deformidad tan severa qué habría que hacer unas recepciones en los glúteos inferiores”, precisa el especialista.

Este es el primer caso con esta sustancia que se conoce en el país y los daños causados serán irreversibles, pero todavía hay una esperanza de salvarle la vida.