La Corte decidió no revocar el auto inhibitorio a favor del senador Iván Cepeda, con fundamento en dos razones, el representante Edward Rodríguez no tenía la legitimación para hacer la solicitud y tampoco aportó nuevas pruebas.

Rodríguez del Centro Democrático le solicitó a la CSJ que “se investiguen los hechos sobrevinientes (…) y como quiera que, el auto proferido contra Iván Cepeda es un auto inhibitorio, se desarchive el proceso contra Iván Cepeda”.

 

Podría ver: Inéditas imágenes deja el “anillo de fuego” del eclipse solar

Publicidad

 

Con ello pretendió que se investigara nuevamente al senador Iván Cepeda, víctima en el proceso que se adelanta contra Álvaro Uribe por fraude procesal y soborno en actuación penal.

Frente a la legitimación para hacer la solicitud, la Sala Especial de Instrucción aclaró que, pese a que la Corte Suprema de Justicia es competente para resolver las solicitudes de revocatoria de los autos inhibitorios proferidos y, en consecuencia, la posible continuación de la investigación, Rodríguez no tenía legitimidad para solicitarla, por cuanto la activación de este mecanismo solo procede de oficio o por solicitud del denunciante o querellante, en este caso, Álvaro Uribe Vélez.

 

Conozca más: Ejército gastó más de $2 mil millones en 52 visores nocturnos que no son de uso militar

 

No obstante, de manera oficiosa, la Corte estudió la petición hecha por Rodríguez y concluyó que éste no aportó “nueva prueba alguna”, se limitó a ofrecer su “personal punto de vista”, a reflexionar sobre algunas circunstancias y controvertir la decisión.

“Para dejar claro que ello es así, basta con efectuar un recuento de los argumentos ofrecidos por el representante Edward Rodríguez con el fin de explicar que sencillamente no posee vocación alguna para activar un estudio acerca de la revocatoria” concluyó la Corte.