Las investigaciones adelantadas por la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín), y por la Fiscalía General de la Nación, permitieron las capturas de cuatro policías, tres activos y uno retirado, por al parecer, alertar a los criminales sobre posibles operativos de la Policía.

Los uniformados tendrían presunta connivencia con delincuentes conocidos como alias “El Chivo” y alias “Sombra”, cabecillas de los grupos delincuenciales “La Terraza” y “Robledo”.

Claudia Carrasquilla, directora contra el crimen organizado de la Fiscalía, afirmó que “ellos le brindaban información privilegiada a esta organización delincuencial de operativos, de vinculaciones y de ordenes de captura que se tenían en contra de estos cabecillas de la organización y de allí, se emitieron las ordenes de captura”.

Los uniformados, que fueron capturados en Bogotá, Popayán y Medellín, deberán responder por los delitos de concierto para delinquir y cohecho propio.