Duros cuestionamientos contra el comisionado de Paz se escucharon este martes en el Senado de la República. «Parece más un comisionado para la guerra que para la paz», le dijeron senadores de la oposición.

El debate en la Comisión Segunda del Senado sobre las tensas relaciones entre Cuba y Colombia por cuenta de la inclusión de la isla en la lista de los Estados Unidos de países que no colaboran en la lucha contra el terrorismo, tuvo varios frentes.

El primero, la declaración del vicecanciller Francisco Echeverri, y del comisionado de Paz, Miguel Ceballos, en el sentido de que el Gobierno colombiano no avivó esa inclusión ante el Departamento de Estado.

“Esa lista es soberana del Gobierno de los Estados Unidos, no hubo intervención de ningún gobierno extranjero”, afirmó Echeverri, y el comisionado desmintió que haya hecho lobby contra Cuba.

“No me he reunido con funcionarios de la Casa Blanca para incluir a Cuba en ese listado”.

El segundo frente fueron los ataques del Centro Democrático, partido del presidente Duque, contra el Gobierno de Cuba.

“Cuba es un protector de criminales. ¡Qué garante de paz va a ser!”, aseguró el senador Ernesto Macías.

Y el tercer frente del debate tuvo que ver con los cuestionamientos al comisionado de Paz por parte de los congresistas de la oposición. Según ellos, Miguel Ceballos actúa más como comisionado de guerra, que de paz.

“Tenemos un comisionado de Paz que alaba a los halcones en vez de cuidar a las palomas de la paz“, cuestionó el senador de la Alianza Verde, Antonio Sanguino, secundado por la senadora de la Unión Patriótica, Aida Avella, quien le pidió a Ceballos ganarse el sueldo por el que le pagan: “el de comisionado de Paz”.

Los senadores Iván Cepeda y Antonio Sanguino anunciaron que interpondrán una queja disciplinaria ante la Procuraduría contra Miguel Ceballos porque, según ellos, incumple sus funciones como comisionado de Paz.