Una cumbre de todos los ministros de Justicia de Iberoamericana se llevará a cabo este miércoles en Cartagena con el fin de abordar temas relacionados con los desafíos regionales que se están presentando en cuanto a justicia, seguridad, criminalidad nacional y transnacional. Por lo que el objetivo principal es formular principios comunes que guíen la política criminal de la región.

En ese punto el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, explicó que entre los principios de política criminal que se discutirán, está el hecho de que la política criminal debe respetar los derechos humanos y los principios constitucionales.

«La política criminal debe incorporar el principio de no discriminación y los enfoques diferenciales. Respetar los derechos de las víctimas e impulsar la justicia restaurativa», indicó.

Agregó que otro de los temas a tratar será el problema mundial de las drogas, el hacinamiento carcelario, la reincidencia en la comisión de delitos y la necesidad de abolirse definitivamente la pena de muerte.