El departamento de Cundinamarca está en alerta naranja por la temporada de lluvias.

La decisión se tomó después de evaluar la situación actual referente a la intensidad de las lluvias.

Todos los municipios realizaron el censo de evaluación de daños y damnificados para determinar la situación de cada uno y tener los insumos necesarios para atender la temporada invernal.

Según las autoridades meteorológicos, durante los meses de noviembre y diciembre, las lluvias estarán por encima de lo normal.

Publicidad