La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) rechazó rotundamente en las últimas horas a través de una comunicación la propuesta de Germán Vargas Lleras realizada en la columna de opinión del periódico El Tiempo este domingo, De la misma forma a cualquier otra propuesta que desmejore las condiciones laborales de los trabajadores colombianos.

‘’La CUT reitera que esta crisis debe ser atendida de manera directa por el Estado, financiando los sectores determinantes para afrontar la pandemia como el sistema de salud, el otorgamiento de subsidios monetarios y en mercados a la población vulnerable en confinamiento obligatorios, crear la renta básica universal, financiar el pago de la nómina por los tres meses y subsidiar a las empresas medianas y pequeñas para que no se quiebren y así aportar a la reconstrucción de la economía posterior a la pandemia’’, indica un aparte de la comunicación.

De acuerdo con la central obrera, esto es todo lo contrario a lo que plantea Vargas Lleras y el presidente Iván Duque en su pretendida reforma laboral, que desde ya el sindicalismo se preparar para derrotarla.

‘’Con su propuesta Vargas Lleras busca la destrucción de lo poco que aún queda de derechos laborales para los millones de trabajadores en Colombia, sumándose al ramillete de medidas que desde hace tiempo, este y los anteriores gobiernos han intentado hacer realidad en la legislación colombiana, no lo han podido cristalizar por diversos motivos, pero ahora, aprovechan la grave situación creada por la crisis económica y sanitaria, producto de la pandemia del coronavirus’’, agrega otro segmento de la información.

Según la CUT, la propuesta tiene entre otras, la reducción de los salarios, la revisión de los contratos de trabajo y las convenciones colectivas con suspensión incluida, el salario mínimo por horas, flexibilizar los horarios de trabajo, sin reconocer dominicales festivos y recargos nocturnos, eliminar las primas de junio y diciembre, suspender las cesantías y sus intereses, eliminar los subsidios de transporte y las dotaciones obligatorias, flexibilizar los costos de despido, y quien sabe cuántas cosas más, y lo dice con cinismo.