El Dane detectó incrementos exagerados en productos de primera necesidad en las llamadas tiendas de barrio.

En esta cuarentena sale más costoso comprar en tiendas de barrio que en supermercados, a esa conclusión llegó el Dane, el confinamiento ha hecho que aumente la demanda de estos establecimientos, pero también los precios.

Un ejemplo es el arroz, mientras que en un supermercado el kilo de este producto cuesta en promedio 3.770, en las tiendas de barrio el mismo producto cuesta 4.600, es decir 830 pesos más caro.