El exnegociador con las Farc y excandidato a la presidencia de la República, Humberto de la Calle, representará al exalcalde de Bogotá, Antanas Mockus, en el proceso de recuperación de su curul como senador, obtenida al ser uno de los congresistas más apoyados por los ciudadanos con más de 500.000 mil votos y perdida con la decisión de nulidad de elección emitida por la Sección Quinta del Consejo de Estado conocida hace algunos días.

Como “una oportunidad pedagógica” calificó Mockus la tutela presentada ante el Consejo de Estado, asegurando que busca “proteger la legalidad, el Estado de derecho y la propia coherencia del sistema judicial, y defender la democracia y sus derechos políticos y los de sus electores”. 

Por su parte, De la Calle sostuvo que se siente muy honrado por el poder que le ha conferido Antanas Mockus para representarlo en esta tarea como abogado que no ejercía hace algunos años.

“No estamos buscando una excepción para Antanas Mockus, todo lo contrario, entendemos las decisiones de la Sección Quinta del Consejo de Estado pero creemos en tres hechos fundamentales”, agregó el exnegociador.

Según el apoderado del hasta hace algunos días senador del Partido Alianza Verde, “primero, Antanas Mockus ni gestionó ni celebró contratos, se había delegado al director ejecutivo [de Corpovisionarios] Henry Murraín con suficiente antelación; desde el 2016 Mockus no celebró contratos en ese tiempo, más de 170 contratos fueron firmados por Murraín”.

Como segundo hecho, manifestó que “Mockus fue absuelto en el primer caso de pérdida de la investidura en primera instancia por el Consejo de Estado, hay una ley que dice que no puede haber fallos contradictorios y que el primer fallo es el que tiene el efecto de cosa juzgada, el primer fallo fue absolutorio”.

Y como tercer punto, invitó a meditar un poco lo que está pasando en Colombia, “las inhabilidades tienden a castigar políticos corruptos porque hacen maniobras o trucos, en este caso Antanas Mockus es reconocido por su transparencia y por su limpieza en el ejercicio de la política”, destacó.  

Publicidad

Finalmente, resaltó que con esto desean defender el derecho a participar en política y el derecho de 500.000 electores, que a sabiendas de que Mockus no había firmado de manera indebida contratos, votaron por él.

Venimos en un trabajo por la democracia y en beneficio de la representación limpia de 500.000 colombianos que tienen derecho a ser escuchados

concluyó De la Calle.