A raíz de una tutela presentada por la Universidad de la Sabana, la Corte Constitucional podría pronunciarse sobre si tienen o no tienen derechos los embriones producidos en laboratorios, en procesos de fertilización ‘in vitro’.

“Para nosotros, desde el momento mismo de la fecundación existe un ser humano digno al que se le debe respetar su derecho a la vida. En ese sentido, los derechos de los padres que tienen sin duda muchos derechos, no pueden implicar desconocer por completo ese derecho a la vida que es lo que está pasando en este caso con el padre“, advierte Ana María Idárraga, coordinadora de la Clínica Jurídica de la Universidad de la Sabana.

Lea también: Conmoción en Chía por muerte de bebé; investigan si fue por violencia física

El caso que produciría el pronunciamiento es el de Sara, quien acudió con Carlos, su entonces pareja, a una clínica de fertilidad.

Los dos dieron su consentimiento y su material genético para la creación de un embrión. Al poco tiempo se separaron y Carlos retiró su autorización, impidiendo que Sara quede en embarazo.

Podría leer: Delincuentes roban carro pero ven algo inusual dentro de él y decide devolverlo dejando una nota

“La orden que pedimos de la Corte Constitucional es que dé la orden a la clínica de fecundación asistida de implantar el embrión“, agregó Idárraga.

La abogada advierte que hay un vacío en la regulación sobre los embriones que podría provocar una crisis.

Conozca más: Alertan por riesgos para el Pueblo Awá y Consejos Comunitarios en Nariño, Putumayo y Cauca

“Hay experiencias como la de España donde hay más de 60 mil embriones congelados abandonados, con los que no se está ni haciendo experimentación, pero tampoco se le está dando ningún destino, son para nosotros 60 mil seres humanos dignos congelados. En Colombia podríamos estar muy pronto en una crisis de esa magnitud porque no hay regulación”, puntualizó.