Una artista, teatrera, poetisa y activista por la paz es la futura ministra de Cultura del próximo gobierno de Gustavo Petro.

Patricia Ariza, cofundadora del teatro la candelaria y fundadora de la corporación de teatro, anuncia un ministerio de la cultura para la paz, para la convivencia y para la no estigmatización.

Es una artista con todas sus letras, una creadora, una mujer libertaria y poetisa. De la mano del movimiento nadaísta adquirió su rebeldía poética y podría decirse política. Se declara nadaísta ciento por ciento.

Le puede interesar: Así va el gabinete de Gustavo Petro

“El nadaísmo me dejó el amor por la poesía y la capacidad de trasgredir en el arte, una actitud muy libertaria”, dice patricia Ariza en entrevista con Noticentro 1 CM&.

Patricia, según Jota Mario Arbeláez, no contento con el Nihilismo y su espíritu rebelde la llevaron a la universidad nacional donde conoció al maestro Santiago García y gracias a este encuentro el país pudo conocer magistrales obras teatrales.

Es una activista política y al mismo tiempo artista de dedicación sistemática, lo cual le producen esquizofrenia por la diversidad de estas dos actividades, fue cofundadora de la unión patriótica, lo que le valió amenazas y estar en la mira de las águilas de la guerra.

“Fue el momento más doloroso de mi vida, había gente hermosa, como Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo, José Antequera, ellos deberían estar hoy aquí, pero lo más duro fueron las amenazas contra mi hija, la tuve que sacar del país”, cuenta la futura ministra de cultura.

Fue justo en medio de la zozobra que en un festival en Cuba se encontró con el poeta uruguayo Eduardo Galeano, quien le dedico una de sus magistrales prosas: “cuando el telón caía, al fin de cada noche, Patricia Ariza, marcada para morir, cerraba los ojos, en silencio agradecía los aplausos del público y también agradecía otro día de vida burlando a la muerte. Patricia estaba en la lista de los condenados, por pensar en rojo y en rojo vivir; y las sentencias se iban cumpliendo, implacablemente, una tras otra”.

Le recomendamos leer: Canciller designado, Álvaro Leyva se reunió con vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez

Patricia relata como fue ese momento cuando se encontraba en Cuba participando como jurado de un festival de la casa de las Américas, “yo estaba con escoltas, él me decía que no regresara a Bogotá, yo le conté mi situación y él (Galeano) se conmovió muchísimo”.

Desde sus primeros años hasta el día de hoy, la guerra y la lucha por la paz han dejado huella en su vida.

“He estado en todos los procesos de paz, desde Belisario, él nos prestó un avión en el cual viajamos a Florencia con más de cien artistas, éramos como la comisión de la paz”, cuenta en su diálogo con Noticnetro 1 CM&, para la futura ministra, su nombramiento es una partecita de la justicia poética, pero que a la cual le falta reparación.

“Mi idea es, desde la cultura, contribuir a desengatillar el imaginario, quienes solo piensan en la guerra (…) una de las cosas que me propongo es contribuir a construir una cultura de paz que reemplace a la de la guerra”, afirma Ariza.

Quiere trabajar como la parcera de los artistas y de la mano de los jóvenes, desea que los artistas sean maestros y trabajar de la mano con ellos.

Le puede interesar: Por amenaza, persecución y exilios a periodista Claudia Duque condenan a la Nación

“La cultura debe reconocer a los y las jóvenes del país, los jóvenes con los artistas devolviéndole el color a la paz en el corazón de la gente”

Para finalizar su entrevista, Patricia Ariza, asegura que espera que la recuerden como la ministra de la cultura, la paz, la convivencia y la no estigmatización.

Esta es la escena de la artista que a partir del próximo 7 de agosto estará al frente del Ministerio de Cultura.