El presidente de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía, Andeg, Alejandro Castañeda señaló que la sequía que azota a gran parte del país está afectando el nivel de los embalses, que son la fuente primordial para la generación de energía eléctrica.

De acuerdo con el dirigente, la menor disponibilidad de agua ha obligado al sistema a aumentar la participación de las térmicas que tiene más costos en generación.

Castañeda aclaró que el alza se daría con mayor fuerza en los estratos 4, 5 y 6 ya que en la población vulnerable suavizan los subsidios eléctricos.

Dichos costos se reflejarían en las plantas que tienen que utilizar líquidos como diesel o carbón, explicó el presidente de Andeg.

En temporadas normales, la energía hidráulica participa hasta en un 80% y las térmicas en un 20%. Hoy estas últimas alcanzan niveles del 40%.

Según el informe de XM operador del mercado, los embalses en promedio están en 46,13%, lo que representa una reducción significativa en comparación con otras épocas del año.

«Incluso si se compara los febreros, este año es el de menos lluvias con un impacto hasta del 50%», puntualizó.

Publicidad

Las estimaciones señalan que la ola de calor podría extenderse hasta abril del presente año.