Además de las afectaciones al medio ambiente, la contingencia en Hidroutuango tiene restringido el paso de cientos de vehículos de transporte de carga, que no pueden transitar por la troncal que de Medellín conduce a la Costa Atlántica.

Durante toda la noche y hasta la madrugada, decenas de vehículos quedaron retenidos en la carretera de Medellín, con destino hacia municipios como Valdivia, Tarazá, Cáceres y Caucasia, por la restricción tras el cierre de la segunda compuerta en Hidrotuango.

Rubén Darío Velásquez, uno de pos transportadores afectados, sostuvo que se encuentran en esa situación “desde ayer, con mucho producto perecedero, afectados por el cierre”.

Por su parte, Maximiliano Fernández, conductor de transporte de carga indicó, que llevaba “seis toneladas de alimentos  y ya solo llevamos dos. Estamos siendo perjudicados, con los carros parqueados perdiendo plata”.

El comercio también está afectado con el paso restringido, pues las ventas a conductores son la principal fuente de ingresos y han bajado en un 70 %.

Iluminada Saldarriga, una comerciante de la zona, manifestó que “anoche no pasó ni un solo camionero, me fue muy mal”.

Pero no es solo el transporte terrestre, el fluvial también está suspendido, incluso el ferri que atraviesa el río. Desde la megaobra están aun más afectados los evacuados de Puerto Valdivia y habitantes  Ituango.

Publicidad

Fredy Barrientos, concejal de Valdivia, sostuvo que “desde la evacuación del 12 de mayo, casi nadie ha retornado y hay mucha gente dispersa”.

Por su parte, las autoridades advierten que la medida restrictiva también es para movilizaciones ciudadanas.

La movilidad estará restringida durante dos días más, sin embargo, los vehículos con menos de dos toneladas de peso pueden transitar con normalidad.