Este jueves, el representante de la Alianza Verde, Mauricio Toro radicó una denuncia en la Comisión de Acusación contra el fiscal general, Francisco Barbosa, para que se investigue si hubo faltas disciplinarias o penales por el viaje que hizo a San Andrés el pasado fin de semana.

Ante esto, el fiscal general se pronunció asegurando ese viaje estaba programado con anterioridad en el marco de la agenda anticorrupción. Además, cuando su familia manifestó el interés de ir con él, tuvo en cuenta que no estuvieran expuestos a la emergencia sanitaria.

«Una vez que mi hija me comentó que quería viajar conmigo, yo solicité las informaciones respectivas en torno a esto y no existe ningún problema ni disciplinario ni penal al traslado de mi hija y de la menor que la acompañó«, aseguró el fiscal.

Barbosa también señaló que ni siquiera salieron de las habitaciones a realizar otras actividades.

«Jamás expondría a mi hija a una situación que tenga que ver con peligro sanitario, ni paseo alguna».

«Si el objetivo es apedrearme publicamente por querer a mi hija, por ser padre de familia, por acompañarla, yo recibo las piedras con tranquilidad». Esto le genera dolor a la persona que yo más quiero en mi mundo que es mi hija, es una niña que hoy está culpabilizada porque acompañó a su papá. Además estuvo al lado mío, ni siquiera salió de la habitación en el lugar en donde estábamos porque ni siquiera había acceso a nada».