Es grave la problemática sanitaria, humanitaria y ambiental causada por la sequía del río Murindó (Urabá antioqueño), que afecta la vida de las comunidades indígenas, negras y mestizas del municipio que lleva cerca de dos meses sin agua.

El alcalde de Murindó, Jorge Eliécer Maturana, indicó: «el municipio de Murindó se encuentra declarado en calamidad pública como consecuencia de la sequía que viene azotando desde finales del mes de diciembre. Ya en este momento tenemos 3.065 personas afectadas de los cuales hay 5 comunidades que son las más graves».

Publicidad

Los habitantes de Bartolo, Canal, Pital, Murindó Viejo y No Hay Como Dios, no tienen agua ni para preparar los alimentos.

«Esto como consecuencia de los fenómenos del cambio climático. El río Murindó se secó en el kilómetro 25, se desvío en el kilómetro 25. Y estos 25 kilómetros se secaron, están convertidos en una playa, tengo la playa más grande del mundo: 25 kilómetros de playa», agregó Maturana.

La sequía del río, además de provocar la escasez de alimentos, ha dejado en confinamiento a algunas comunidades que solo cuentan con transporte fluvial.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1