Tras la petición de la Fiscalía, que sea enviado a la cárcel el suspendido gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, por su presunta participación en el cartel de la hemofilia, su defensa solicita que siga en libertad.

Por su parte, el Tribunal de Bogotá estudia los argumentos presentados por el ente investigador.

‘’No pudo existir acuerdo criminal entre Alejandro Lions y Edwin Besaile, ninguna colusión entre el gobernador saliente y el entrante, por las razones que se han podido percibir. Nadie corrobora la versión de Alejandro Lyons y por el contrario existen varios testigos que hacen referencia a algo distinto’’, explicó Jaime Granados, abogado defensor.

Besaile es señalado de autorizar el pago de 1.500.000.000 millones de pesos de la salud en Córdoba, para el tratamiento de 14 pacientes de una enfermedad conocida como la hemofilia, sin embargo la Fiscalía aseguró que dichos pacientes no existen.