A través de una comunicación Jaime Granados, abogado defensor del senador Eduardo Pulgar Daza, informó este martes luego de su captura, que acatan la decisión de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia.

Pero asegura que si se le hubiera notificado de la imposición de una medida de aseguramiento, habría asistido voluntariamente a cumplirla sin necesidad de una captura.

‘’La decisión de la Sala de Instrucción no fue una decisión unánime sino dividida. Uno de los magistrados se excusó válidamente de votar y otro salvó su voto con unas contundentes y valiosísimas consideraciones que señalan los errores de la Sala al ordenar privar de la libertad al senador Pulgar Daza’’, indica un aparte de la misiva.

Granados manifiesta en el documento que está en desacuerdo con la decisión de la Sala de Instrucción, pero sin embargo, no presentará un recurso de reposición que es el único que procede.

Dicha determinación, con el fin de que sea la misma Sala que lo resuelva, por lo que considera que no es un recurso efectivo para defender las garantías de su representado.

Publicidad

‘’Solicitaremos que la Sala Especial de Juzgamiento efectúe un ‘control de legalidad’ de la detención de mi representado porque estimamos que la medida que se le impuso es ilegal por no cumplir los requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico’’, asegura otro segmento de la información.

Posteriormente, el abogado Jaime Granados afirmó que solicitará que se valore el delicado estado de salud del senador y que su medida de aseguramiento sea en un centro de reclusión especial.

‘’Solicitaremos que se valore el delicado estado de salud de mi representado que lo hace propenso a múltiples y graves enfermedades y se le permita someterse a la medida de aseguramiento en un lugar que no ponga en peligro su vida’’, concluye la misiva.