Jaime Granados, defensa del expresidente y exsenador Álvaro Uribe Vélez informó que la investigación relacionada con la masacre de El Aro, caso que venía adelantando la Sala de Instrucción de la Corte, «debe pasar al conocimiento de la Fiscalía».

El abogado asegura que no existe ninguna relación entre los hechos objeto de investigación y el ejercicio de las funciones como senador de Uribe, las cuales empezó a desempeñar en julio de 2014, es decir casi 18 años después.

En el comunicado, el penalista también señaló:

«Vemos con sorpresa, que el pasado 19 de agosto, fecha en la cual ya era de público conocimiento la renuncia de Álvaro Uribe Vélez como congresista, la Sala de Instrucción nos comunicó un auto, del 14 de agosto, en donde decide dar impulso procesal a dicha actuación».

Publicidad