La Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación y la Personería de Bogotá, en comunicación dirigida a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, solicitaron que la restitución del Parque Nacional no se adelante hasta tanto se agote la vía del diálogo y se garantice la reubicación temporal de las comunidades.

Así lo destacó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, quien insistió en que los caminos del diálogo son los más eficaces, ante la inminente orden de desalojo de la población indígena concentrada desde el pasado 29 de septiembre en el Parque Nacional de la capital del país.

Le puede interesar: (Video) Buscan al conductor de un taxi que atropelló doble vez a una perrita en Bogotá

“Antes que el desalojo, y para evitar el uso de la fuerza, le reitero a la alcaldesa y a las autoridades indígenas la importancia de reanudar el diálogo para lograr rápidamente consensos y un acuerdo que garantice los derechos individuales y colectivos de la población indígena en condición de vulnerabilidad en la ciudad”, agregó Carlos Camargo.

“La confianza y la posibilidad de una concertación se han visto afectadas por opiniones desafortunadas. Por lo tanto, reitero mi llamado a las autoridades distritales y a la sociedad en general a no estigmatizar a quienes desarrollan manifestaciones públicas y pacíficas”, resaltó el Defensor del Pueblo.

Conozca más: Líderes políticos piden renuncia de Jennifer Arias por plagio en tesis de maestría

“La Defensoría del Pueblo, a través del Delegado para la Prevención y Transformación de la Conflictividad Social, el Delegado para los Grupos Étnicos y el Regional Bogotá, ha venido obrando como mediadora en las seis mesas de diálogo entre el Distrito y los voceros de los 14 pueblos indígenas, y reitero nuestro compromiso indeclinable en la búsqueda de soluciones concertadas a toda situación de conflictividad”, puntualizó Carlos Camargo.