Este viernes a través de una comunicación, la Defensoría del Pueblo le solicitó a la Gobernación de Norte de Santander, Migración Colombia, la Procuraduría y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que se instalen puestos de ingreso de migrantes venezolanos donde puedan brindarles transporte, atención prioritaria, y conocer sus sitios de destino.

Esto, ante la posibilidad de una entrada masiva de personas provenientes de Venezuela, que ya se está presentando por las trochas.

»La entidad busca que haya un trabajo interinstitucional con el que se continúe ofreciendo soluciones a las necesidades básicas y disponer atención en salud a personas enfermas y mujeres embarazadas, así como controles de peso a menores de edad», indica un aparte de la información.

Para la Defensoría, los gastos previos sobre la movilización masiva de venezolanos por carretera hacia Colombia, hace prioritaria la estrategia propuesta por la entidad.

No solo en Cúcuta, sino en otros municipios por donde también ingresan por caminos ilegales como Pamplona, Los Patios y Silos, en Norte de Santander, y la vía a Bucaramanga en Santander.

Publicidad

»Para la Defensoría, el hecho de que los venezolanos estén regularizados, caracterizados y censados, permitirá brindarles mejor atención en las ciudades y municipios donde llegan», agrega otro segmento de la comunicación.

El ente protector hace pública su preocupación ante eventuales contagios por COVID-19, si no se pone en práctica un adecuado control sanitario en la frontera y en las vías por donde transitarán los migrantes.