Debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, las Defensorías del Pueblo de Colombia y Venezuela decidieron promover un diálogo entre ambas instituciones para velar por las garantías de ciudadanos venezolanos/as y colombianos/as que diariamente transitan la frontera.

A través de un comunicado, informaron que se han comprometido a «acompañar a la población para promover el acceso a servicios de salud, independientemente de dónde se encuentren».

Finalmente, tanto el defensor del Pueblo colombiano, Carlos Negret y el defensor del Pueblo venezolano, Alfredo José Ruiz hicieron un llamado para «unirse como pueblos hermanos al hacer frente a este desafío y cuidarse mutuamente para superar esta contingencia».