Las delegaciones de paz del Gobierno y la guerrilla de las Farc se declararon en sesión permanente hasta que se logre el acuerdo final de paz.

“Ante la dinámica positiva que han adquirido las discusiones de los temas relacionados con el punto ‘Fin del Conflicto’, las delegaciones del Gobierno Nacional y las Farc acordamos declararnos en sesión permanente”, indicaron en un comunicado conjunto.

En los próximos días las Farc y el Gobierno trabajarán por separado en “el análisis de las propuestas que intercambiamos sobre cese al fuego y de hostilidades, dejación de armas, garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales”.

Mientras los negociadores de las Farc insisten en más de 60 territorios donde se ubicarían una vez se firme el acuerdo final de paz, los delegados del Gobierno ofrecen 14 puntos de concentración temporal de las filas guerrilleras mientras dejan las armas y hacen tránsito a la vida civil.

Lo anterior sería uno de los puntos álgidos a tratar para poner fin al conflicto armado, además de la fecha de desarme y la desmovilización.