Gracias a las cámaras de seguridad, se logró evidenciar el momento exacto en que un delincuente ingresa a un jardín infantil en Niquía, Bello.

Al parecer, el sujeto iba en busca de una de las madres que al parecer minutos antes había retirado un dinero de una entidad bancaria.

En ese momento en el centro educativo se encontraban varios menores a la espera que fuera recogidos por sus padres.