Luego del encuentro que sostuvo con el secretario general de la ONU Antonio Guterres, el presidente Gustavo Petro se reunió el pasado lunes con ciudadanos colombianos en el popular barrio Queens de Nueva York.

Allí, el Jefe de Estado fue recibido con una gran ovación por parte de los connacionales que residen en la llamada ‘Capital del mundo’ y entregó un discurso que tocó temas alusivos al fenómeno de la migración a nivel mundial.

Sin embargo, la intervención se vio empañada en las redes sociales por cuenta de suspicacias en las que acusaban al mandatario nacional de entregar su declaratoria en estado de ebriedad.

Dicha versión fue replicada mediante un vídeo editado que había difundido el ciudadano Ernesto Yamhure, un reconocido excolumnista y catalogado detractor y defensor de la derecha en Colombia, cuya secuencia fue compartida por otro tuitero.

El activista político Beto Coral fue una de las primeras personalidades en desmentir la grabación que divulgó Yamhure. En la objeción que hizo, Coral escribió un fuerte mensaje dirigido al civil en cuestión.

“El combo de los miserables que tienen un Space en twitter dirigido por el asesor de Carlos Castaño @ernestoyamhure y una impresentable, están compartiendo un video editado de @petrogustavo  luciéndolo ver ebrio. Acá está el real. No se dejen engañar”, escribió en su cuenta de Twitter.

El propio presidente se encargó de responder al trino de Coral, también citando a Yamhure y acusándolo de querer manipular la escena. Petro también le recordó al ciudadano que reside en Estados Unidos que dicha acción representa un delito. 

Como presidente de Colombia rechazo la manipulación que el señor @ernestoyamhure , habitante en los EE. UU, ha hecho de este video, cambiando sus tiempos para aparentar estado de embriaguez. La calumnia es un delito. Aquí el video en su tiempo real”, escribió el presidente en Twitter.

Yamhure no tardó en replicar la respuesta de Petro.

El alcoholismo no es un delito señor presidente de Colombia, es una enfermedad. El vídeo no es mío. Es de un twitero. ¡Salud!, le contestó el ciudadano en tono jocoso.